jueves, 28 de noviembre de 2013

La niña de nieve - Eowyn Ivey


Título: La niña de nieve
Autora: Eowyn Ivey
Publicación: Grijalbo, noviembre de 2011
Páginas: 398

En Alaska, 1920, la sorprendente aparición de una niña convierte el sueño de un matrimonio maduro de tener una hija en realidad, pero: ¿habrá realmente surgido la niña de la nieve?

En los silenciosos bosques nevados de Alaska, la aparición de una niña misteriosa y salvaje cambiará la vida de una pareja que se había refugiado en ese paraje blanco huyendo de la tristeza y la monotonía de la ciudad. Una historia conmovedora sobre el amor, la ilusión, las segundas oportunidades y la capacidad de creer, ambientada en las hermosas y agrestes montañas de un país tan bello como duro, tan desafiante como inspirador.

Mi experiencia con la novela

Nunca se es demasiado mayor para dejarse llevar por la magia de los cuentos y esto es algo que he comprobado cuando La niña de nieve ha caído en mis manos. Una lectura que me ha emocionado, que he disfrutado de principio a fin y que estoy segura que tardaré en desprenderme de ella.

Cuesta creer que sea el primer libro de su autora, Eowyn Ivey, porque ha conseguido como resultado una obra muy interesante basada en una antigua leyenda rusa llamada Snegurochka (La doncella de nieve) en la que una pareja de ancianos que no pueden tener hijos crea una niña de nieve que cobra vida. Y a esto yo le llamo talento.

“Mabel ya sabía que habría silencio. Al fin y al cabo se trataba de eso. De un silencio libre de arrullos y de llantos de bebés. Sin gritos de niños que juegan en las casas vecinas. Sin el rumor de pasitos sobre unos escalones de madera gastados por los años y las generaciones, sin el traqueteo de juguetes arrastrados por el suelo de la cocina. Desaparecerían todos esos ruidos que clamaban su fracaso y su pena, y en su lugar solo habría silencio.”

Así comienza esta historia que nos sitúa en Alaska en el año 1920. Jack y Mabel son una pareja de mediana edad que en un último intento de encontrar la felicidad se han trasladado a un paraje alejado del mundo para vivir los dos solos en paz y tranquilidad. Desde que una decena de años atrás perdieran un hijo al nacer se sienten profundamente tristes.

Una noche, durante un gran nevada, algo les ronda el corazón y crean cuidadosamente una niña de nieve a la que visten con algunas de sus ropas. A la mañana siguiente tanto la ropa como la muñeca han desparecido y justo comienzan a ver en los alrededores de la casa una pequeña niña de dorados cabellos, ojos azules y una piel tan blanca como la nieve acompañada de un zorro salvaje. Esta aparición cambiará sus vidas.

Indudablemente su historia resulta llamativa y sugerente a priori pero una vez te sumerges en ella resulta tremendamente adictiva. La niña de nieve es una novela que destila emociones muy distintas. La ilusión, desilusión, el amor, la amistad, la solidaridad, la tristeza, la lealtad son sentimientos presentes en sus páginas.

Las dos figuras protagonistas me han resultado tremendamente entrañables. Mabel y Jack son capaces de generar una inmensa ternura en el lector. El silencio, la tristeza y la desesperanza se ha instalado de forma permanente en sus vidas. Se trata de una pareja que aprovechando que el gobierno federal de Alaska buscaba granjeros que se instalaran a lo largo de la ruta de ferrocarril abandona la comodidad de su hogar, su entorno reconocible para mudarse a uno de los lugares más inhóspitos de la tierra con tal de obtener paz y tranquilidad huyendo de los recuerdos y el dolor. Después de perder a su hijo recién nacido, de quien ni siquiera había podido despedirse, Mabel se había ido marchitando y encerrando en sí misma. De repente las reuniones familiares se convirtiendo en un suplicio, niños y embarazadas en un tortura, en un recuerdo constante de lo que había perdido y nunca podría recuperar. Jack en cambio, lo vive a su manera, en el silencio, cansado de trabajar una tierra árida y yerma de la cual apenas es capaz de obtener alimentos.

Pero cuando esta preciosa niña aparece de repente la ilusión y una pizca de toda la felicidad que habían perdido vuelve a sus vidas. La pequeña se llama Faina y deambula sola por el bosque, aparece y desaparece con su pequeño abrigo azul envuelta en un halo de misterio. Mabel está convencida de que es una niña mágica, el muñeco de nieve que ellos mismos crearon ha cobrado y vida se ha convertido en persona. Esta idea surge de una leyenda narrada en un libro que su padre le leía en la infancia. Pero la leyenda siempre acaba mal y el miedo termina por aparecer.

Poco a poco y gracias a la niña la pareja va sintiéndose capaz de relacionarse con otros granjeros que viven cerca y su sensación de desamparo y aislamiento va desapareciendo. Encuentran dos amigos en la pareja de granjeros Esther y George, personas desinteresadas a las que convertir en su familia, con las que trabajar codo con codo y con las que recuperar las risas.

Uno de los grandes aciertos de su autora es narrarnos la novela como si se tratase de un cuento en el que la magia es un aspecto fundamental. No es magia en el sentido fantástico sino más cerca del realismo mágico. Eowyn Ivey juega constantemente con diversos elementos que crean ambigüedad y de forma que causan distintas percepciones en el lector. ¿Realidad o ficción? ¿La niña es de nieve o carne y hueso? Una cuestión que deja, de forma muy adecuada, en el aire durante la novela y a la que cada cual podrá ir interpretando según su punto de vista porque ella no revelará fácilmente sus bazas.

La ambientación en la novela es excelente. Gracias a las preciosas descripciones de su autora sentimos el frío en nuestra piel, el paisaje inmaculadamente blanco, los silenciosos bosques, el agua congelada, los animales salvajes. Este entorno juega un papel fundamental en la novela. No sólo intensifica la sensación de soledad en que viven sus protagonistas en una granja alejada del mundo en pleno bosque sino que les hace enfrentarse a unas condiciones de vida muy duras autoimpuestas por ellos mismos. La dificultad para trabajar la tierra, la escasez de dinero y alimentos les hace superarse, ir más allá y encontrar sus caminos. 

La novela se estructura en tres partes, dividas a su vez en capítulos de corta extensión, más un epílogo. Para narrarla Eowyn Ivey utiliza una prosa sencilla y natural pero muy cuidada y tremendamente sugerente. Con frases muy acertadas y de gran belleza. El ritmo en la novela es pausado aunque su lectura resulta muy ágil y es capaz de mantener el suspense intacto durante la misma pero no sin pasar por un pequeño escollo en el que durante algunos capítulos y de forma momentánea parte del hechizo se pierde y la trama da un giro inesperado pero que la autora es capaz de recuperar y alzar de nuevo el vuelo.

Conclusión

La niña de nieve es un cuento plagado de magia, una historia emocionante y bella. Una lectura deliciosa para disfrutar de principio a fin, para enternecerse con sus personajes y disfrutar de la magia de los cuentos.


41 comentarios:

  1. A mi esta historia me encantó. Me pareció preciosa por sus personajes, pero sobre todo por ese maravilloso mensaje de libertad y de esperanza y de no se cuantas cosas más.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Sin duda parece que la magia rodea esta narración, triste al principio pero con un desarrollo feliz. Me gusta
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía, pero seguramente me anime. Gracias. besos.

    ResponderEliminar
  4. Solo con ver la portada ya he quedado cautivada, y después de leer tu reseña, creo que no puedo dejar de leerla.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Se ve realmente bonito, intentaré leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta. Ya había oído hablar de él pero con tu reseña me queda claro que puede llegar a ser un libro precioso.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  7. Es del tipo de libro que suele llegarme bien hondo, emotivo y bonito. Espero leerlo algún día.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me lo apunto, que bonito todo lo que cuentas, besotes

    ResponderEliminar
  9. Me gusta lo que nos cuentas de esta novela. Este me lo llevo apuntado.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. No conocía este libro pero con tu reseña me has convencido. ¡Me lo apunto!

    ResponderEliminar
  11. Ya le tenía el ojo echado, y ahora veo que me podría gustar mucho.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  12. No lo conocía pero me parece que es una lectura muy apropiada para la época en la que estamos. Besos

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía pero se viene derecho a la lista de deseos.

    ResponderEliminar
  14. Me lo había anotado con la reseña de Isi así que con la tuya sube puestos, creo que me encantará
    besos

    ResponderEliminar
  15. Perfecto para esta época, me parece, entre el frío y que las navidades se acercan ;)

    ResponderEliminar
  16. Está muy chulo para Navidad, así que me lo apunto.

    ResponderEliminar
  17. Una lectura muy adecuada para las fechas a las que nos acercamos, una lectura curiosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Magnífica reseña, es una novela que también me gustó mucho, aunque quizás algo menos que a ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Siempre me han dado un poco de reparo los cuentos, no sé muy bien por qué, pero me ha gustado lo que cuentas en tu reseña, así que puede que este libro sea el que rompa la norma. Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Me encantan las novelas con tono de cuento, cuando el tono está acertado, porque muchas veces es fácil caer en el infantilismo. Me parece preciosa la historia que cuentas y me atrae que esté inspirada en un cuento tradicional ruso, porque los he estudiado y me fascinan. El año pasado creo que leí una reseña de este libro, pero luego se me olvidó... ¡Gracias por recordármelo!

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Tengo echado el ojo desde hace bastante tiempo. Todo me llama la atención, el título, la portada, la sinopsis, las reseñas que he ido leyendo... Tiene que caer sí o sí:)
    1beso

    ResponderEliminar
  22. Oh,me a encancantado la reseña lo pedire para navidades(haber si cae jijiji)
    Gracias por el aporte ;)

    ResponderEliminar
  23. Ays, que me ha encantado tu reseña... Que ya tenía este libro fichadito, pero con tu reseña sube muuuchos puestos...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  24. Oh cielos, se me había olvidado este libro, por ahí perdido en la lista. Lo refloto ya mismo.

    besos

    ResponderEliminar
  25. No lo conocía pero me parece un estupendo regalo para alguien que yo me sé. Gracias por la recomendación, Albanta.
    Besos,

    ResponderEliminar
  26. Conocía el cuento ruso, pero ignoraba la existencia de este libro. Parece una historia muy tierna y encantadora... ideal para esta época. 1beso!

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado lo que cuentas en la reseña. Ese aire de cuento apetece de vez en cuando... Y sí, tiene pinta de ser entrañable.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Me encantan los cuentos, y este además me parece original, me ha llamado mucho la atención la historia. También me gustan los personajes tiernos y entrañables como la pareja protagonista de este libro y el hecho de que te haya emocionado su lectura. Voy a ver si lo encuentro estas navidades, que parece que además pega leerlo en esa época.
    Besos!

    ResponderEliminar
  29. No conocía el libro que nos enseñas, pero me ha encantado la reseña que hiciste. El tono, las formas.. me lo llevo apuntado.
    Ha sido un flechazo
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Pues mira, primera vez que me topo con esta novela. No es muy de mi estilo pero me llama la atención. Sobre todo que parta un poco de esa esencia de este tipo de historias atávicas y cuentos clásicos, que sí que me gustan.

    Besines!!

    ResponderEliminar
  31. El cuento en el que se basa esta dentro de mi primer libro de cuentos... Lo he leído infinidad de veces :)

    ResponderEliminar
  32. a mi me encantó cuando lo lei, es un cuento precioso... bss

    ResponderEliminar
  33. Tiene una pinta estupenda, estoy segura de que me encantaría. Ya la tengo apuntada =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Un libro que ya tenía por la lista rodando, ir a la nieve ahora apetece, a ver si hago una escapada y conozco a esta niña.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Pues no lo conocía, la edición es muy bonita y me has convencido, me lo llevo apuntado. Un beso!

    ResponderEliminar
  36. Pues me ha llamado la atención eso de que la magia tenga un papel en esta novela, y el argumento también pinta bien. No me importaría para nada leer este libro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Ooooh! Qué bonita!! No la conocía y sin duda me la apunto. Nos acercamos a unas fechas "mágicas" que invitan a este tipo de lecturas.
    Un besin

    ResponderEliminar
  38. Lo leí antes de que se fallara el Pulitzer y me gustó más que el ganador pero menos que los cuentos de Englander, una buena lectura

    ResponderEliminar
  39. Me ha llamado la atención tu reseña, y la portada tan sencilla y a la vez tan llamativa...

    ResponderEliminar
  40. Me alegra haber encontrado tu reseña, es un libro que adquirí hace poco y no sabía muy bien si me gustaría.
    Saludos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!